Los invernaderos ceden al peso de la ceniza y la lluvia en La Palma

Susto de unos agricultores por el desplome de la instalación de unas plataneras en las últimas horas en La Palma. El peso de la ceniza, multiplicado por la lluvia que ha caído en la isla este fin de semana, provoca que la instalación ceda al doblarse los hierros del peso. El vídeo se grabó en el Charco Verde, entre las localidades de Puerto Naos y El Remo, lugar al que la Armada está transportando por mar a los agricultores.

Toneladas de cenizas se amontonan en las calles, en los márgenes de las carreteras, pistas forestales e instalaciones agrícolas, una situación que puede ser peligrosa con la llegada de estas lluvias de tipo «moderado», porque el agua suma peso a las estructuras de los hogares que se mantienen en pie.

Cuando la ceniza se empapa, gana peso, y eso es crítico para los esqueletos de casas ya afectadas por terremotos constantes desde el pasado 11 de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *