Aceite CBD, migraña y dosis: vías de administración y qué debes tener en cuenta

 

Como los medicamentos tradicionales para la migraña muchas veces provocan efectos secundarios, un gran número de pacientes opta por remedios naturales como el CBD para lidiar con el dolor.

Existen diversas vías de administración:

  • El uso tópico del CBD: ayuda a proporcionar alivio a nivel muscular, pero no es la opción más útil para las migrañas (porque no llega a alcanzar el sistema nervioso).
  • El uso por inhalación: puede aliviar inmediatamente tanto el dolor de cabeza como los síntomas relacionados con la migraña. Como contrapartida, la dosis de CBD utilizada es muchísimo más complicada de medir.
  • La utilización de aceite CBD: es la forma más sencilla de regular la dosis de cannabidiol que se emplea. Además es altamente efectiva, ya que actúa dentro del cuerpo.

Por lo general, se recomienda comenzar con una cantidad diaria aproximada de 10 mg de CBD repartidos en 3 dosis, y aumentar esta cantidad de manera gradual hasta notar el alivio deseado. 

Pero ten en cuenta que la dosis óptima variará según la persona.

De hecho, lo ideal es que sea un profesional quien te la administre en función de tus necesidades concretas

Como el CBD no causa tolerancia (no necesitas aumentar la cantidad usada para mantener los efectos), podrás seguir empleando la misma dosis a lo largo del tiempo. 

¿Qué tipo de cáncer cura el aceite de Cannabi?

El aceite de cannabis se utiliza frente a las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia. Dani Rovira ha reconocido que consumió aceite de cannabis para mitigar los síntomas de la quimioterapia que recibió para tratar su cáncer, un linfoma de Hodgkin

Va a colocarte el café de CBD?

Como te diría cualquier consumidor de marihuana, o Google sin ir más lejos, el CBD no coloca. No provoca los mismos efectos psicotrópicos que el THC y su relación con nuestro organismo es diferente.

En todo caso, los efectos del CBD para aliviar la tensión podrían ayudar a algunas personas a evitar el nerviosismo y las ráfagas de energía nerviosa que puede provocar la cafeína. En el peor de los casos, podría contrarrestar los efectos energizantes del café.

¿Y el café de CBD?

En este caso las bases son las mismas, excepto que en lugar de añadir marihuana rica en THC a la mezcla, se echa CBD. El método más habitual es añadir unas gotas de aceite de CBD directamente en el café. También están quienes cubren los granos de café con CBD (parece que funciona bien cuando se hace con una prensa francesa o una taza de infusión), o quienes siguen la forma tradicional de echar directamente la hierba molida