Cómo proteger a tus plantas de marihuana del estrés por calor

Cultivar marihuana puede ser una tarea complicada. Sin embargo, hay ciertas técnicas que han demostrado que pueden evitar que tus plantas sufran daños por temperaturas excesivas

¿Tienen tus plantas un aspecto alicaído? A pesar de una buena rutina de fertilización, riego e iluminación, te sientes frustrado al ver descubrir hojas decoloradas y deformadas en tus plantas de cannabis. No te preocupes, lo más seguro es que estés haciendo todo lo demás bien y simplemente padezcan estrés por calor.

El cannabis es una planta fuerte y robusta, y muchas de sus variedades autóctonas se han adaptado con el paso del tiempo para sobrevivir en zonas inhóspitas como la cordillera del Hindú Kush o la tundra de Asia central y del norte. A pesar del vigor de esta especie vegetal, solo puede hacer frente a un determinado nivel de calor antes de que su sistema fisiológico se resienta.

CÓMO RECONOCER EL ESTRÉS POR CALOR

Uno de los principales síntomas del estrés causado por el calor es cuando las puntas de las hojas en forma de abanico comienzan a curvarse hacia arriba. También presentan un aspecto seco y marchito. Lo más probable es que la culpa sea del calor, lo que elimina la posibilidad de que se trate de alguna deficiencia nutricional. Además de un aspecto enfermo, las hojas desarrollan manchas marrones de formas irregulares, especialmente a lo largo de los bordes de los dedos. Estas marcas suelen ir acompañadas de zonas amarillas por la decoloración. Estos síntomas afectan principalmente a las hojas más cercanas a la parte superior del dosel y alrededor del perímetro de la planta, es decir, las zonas que reciben más luz de forma directa.

Si notas estos síntomas durante la fase vegetativa, puedes tener la seguridad de que se deben al estrés por calor. En el interior, el estrés podría estar causado porque la parte superior de las plantas están demasiado cerca de la fuente de luz. Y en el exterior podría ser el resultado de una ola de calor especialmente fuerte o un clima muy cálido y seco.

El estrés provocado por el calor se manifiesta de formas distintas durante la floración. A veces, y para sorpresa de muchos cultivadores, salen brotes nuevos de los ya existentes. Esto da lugar a lo que se conoce como foxtail, que son unas estructuras alargadas compuestas de cogollos pequeños y hojas de azúcar. Se trata de un mecanismo de supervivencia que la planta pone en marcha para desarrollar cogollos capaces de reproducirse y generar semillas.

Una nueva ola de calor amenaza con llegar a Canarias el próximo fin de semana

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha avisado este lunes de que una nueva ola de calor podría alcanzar a Canarias durante el próximo fin de semana. Según explica en sus redes sociales, el fenómeno llegaría a toda España, excepto al área cantábrica y buena parte de Galicia, y se prevé que dure desde el miércoles hasta el lunes, 16 de agosto. A pesar de que en cuestiones meteorológicas todo puede cambiar en cuestión de horas, la agencia asegura que es muy probable (en un 80%) que este nuevo azote de calor de produzca en los próximos días.

Ante las altas temperaturas

  • Limite la exposición al sol.
  • Manténgase en lugar bien ventilado.
  • Ingiera comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, como frutas y hortalizas.
  • Beba frecuentemente agua o líquidos.
  • Vístase con ropa de colores claros, cubriendo la mayor superficie de piel posible y la cabeza.
  • Evite ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día.
  • Interésese por las personas mayores y enfermas, y aquéllas que vivan solas o aisladas.
  • Tenga en cuenta que las altas temperaturas favorecen el riesgo de incendios forestales.

Para evitar incendios

  • Preste especial atención a las normas de la Comunidad Autónoma sobre prevención de incendios y periodos autorizados para realizar quemas de rastrojos.
  • Evite arrojar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol. Las negligencias provocan gran parte de incendios forestales.
  • Se prohíbe encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos.
  • Acampe sólo en zonas autorizadas, puesto que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación.
  • Si descubre el fuego en su inicio, avise al 112 inmediatamente.
  • En caso de verse sorprendido por incendio, evite penetrar en el monte o bosque. Vaya siempre por zonas de gran visibilidad y libres de combustible.
  • En caso de emergencia por incendio forestal, atienda siempre las indicaciones de las autoridades competentes.