¿De dónde viene el CBD?

Aunque el CBD se puede encontrar en prácticamente todas las especies de Cannabis sativa, el cáñamo tiene las concentraciones más altas.

El cáñamo es una variedad de Cannabis sativa que fue domesticada hace más de 6000 años en la antigua China. Desde entonces, la planta ha sido criada de forma selectiva por sus propiedades comerciales, convirtiéndose en una fuente natural y rica de CBD.

Sin embargo, como ya hemos mencionado, el CBD no es el único cannabinoide. Aunque la mayoría de estos compuestos (incluyendo el CBD) no son psicoactivos, todas las familias tienen un miembro atípico.

La familia de los cannabinoides también incluye el THC, el compuesto ilegal que está presente en las cepas de marihuana.