El 2-araquidonilglicerol, también conocido como 2-AG, juega un papel clave en el sistema endocannabinoide (SEC). Esta molécula de señalización ayuda a modular muchos procesos fisiológicos, incluidos el equilibrio energético, la inflamación e incluso las emociones y la cognición[1]. Lo hace activando los dos tipos principales de receptores del SEC: CB1 y CB2.

Es muy probable que ya hayas oído hablar del SEC. Tal vez incluso estés familiarizado con endocannabinoides como la anandamida (la molécula de la felicidad). Así que aquí tienes una oportunidad para ampliar conocimientos sobre este sistema y descubrir todo lo que necesitas saber sobre el 2-AG, qué función tiene en el cuerpo y cómo se relaciona con la marihuana.

¿Quién descubrió el 2-AG?
Si has investigado un poco sobre la historia de la marihuana, es probable que hayas visto el nombre del Dr. Raphael Mechoulam. Este respetado investigador de la marihuana, que sigue trabajando de forma activa a la edad de 91 años, ha logrado unos cuantos avances durante su carrera en la Universidad Hebrea de Israel. Además de descubrir el THC, el Dr. Mechoulam ayudó a identificar los componentes del SEC. Dirigió los equipos de investigación que aislaron por primera vez la anandamida y el 2-AG y probó sus acciones como moléculas de señalización dentro del SEC[2]. A estos ligandos (moléculas que se unen a receptores específicos) se les llamó endocannabinoides (“endo” significa “dentro”).

En el caso del 2-AG, el equipo del Dr. Mechoulam quiso explorar los ligandos presentes en los tejidos animales. En 1995 se toparon con el 2-AG y publicaron sus descubrimientos en la revista Biochemical Pharmacology[3]. Después de determinar la estructura del nuevo compuesto, confirmaron su afinidad de unión con los receptores del SEC.

ARTÍCULO RELACIONADO