Qué es el CBD

El cannabidiol, o CBD, es el principal componente del cannabis. Está presente en la flor resinosa, suponiendo hasta el 45 % del extracto de la planta. El CBD forma parte de los algo más de 100 cannabinoides exclusivos de la planta del cannabis.

Se trata de un compuesto natural no psicoactivo o psicotrópico, con un potencial terapéutico enorme. Los investigadores tratan de dilucidar sus propiedades y su capacidad para mejorar síntomas de diversas enfermedades, mejorando así la calidad de vida de los pacientes.

Para qué sirve el CBD

El aceite de cannabis rico en CBD se usa como complemento o suplemento alimenticio, remedio tópico o tratamiento farmacológico para el alivio del dolor crónico, la inflamación en enfermedades inflamatorias intestinales o cutáneas, la ansiedad, la depresión o la gravedad y frecuencia de las convulsiones en epilepsias refractarias.

Se emplea asimismo para tratar síntomas de enfermedades neurológicas o neuropsiquiátricas como la esclerosis múltiple, el alzhéimer, el párkinson o la esquizofrenia. Junto con el otro cannabinoide más estudiado, el THC, ha demostrado inducir la muerte de células cancerosas in vitro e in vivo en modelos animales, inhibiendo la progresión del tumor.

Qué es el sistema endocannabinoide y qué papel juega en todo esto

De manera muy simple, podríamos decir que el sistema endocannabinoide actúa como un canal de comunicación entre las células de nuestro cuerpo. 

Este sistema trabaja a través de los endocannabinoides, sustancias que produce el organismo de manera natural y que regulan múltiples funciones fisiológicas. Entre otras, se encargan de disparar las señales del dolor. 

Los científicos creen que el desajuste o carencia de sustancias endocannabinoides puede tener una conexión directa con las cefaleas y migrañas

Lo interesante de todo esto es que, a nivel químico, estas sustancias que produce nuestro cuerpo son muy similares a los fitocannabinoides presentes en la planta del cannabis. ¿Vas viendo ya la relación entre el cannabidiol y las migrañas? 

¿Cómo funciona el CBD?

Saber de dónde procede el CBD es una cosa, pero ¿qué hay de esa interacción tan importante de la que hablamos?

Para que el CBD ejerza su efecto, necesita un punto de contacto: el sistema endocannabinoide. Su nombre puede sonar complicado, pero desempeña un papel bastante sencillo.

El sistema endocannabinoide o SEC existe en todos los mamíferos, como perros y gatos, e incluso en animales no mamíferos como el pez dorado.

El papel del SEC en el ser humano es un descubrimiento relativamente nuevo (a principios de los años 90), y el motivo por el que su investigación aún sigue en curso, pero la importancia de este sistema no debe subestimarse.

Lo que sí sabemos es lo siguiente: el SEC funciona como un sistema regulador que desempeña un papel importante en los órganos vitales, el cerebro y los sistemas nervioso e inmunológico.

Su trabajo consiste en observar todos estos sistemas y asegurarse de que funcionen adecuadamente, y que reciban los recursos que necesitan cuando los necesitan. Si por alguna razón no es así, intentará ayudar liberando ciertos compuestos biológicos y enzimas.

El CBD actúa como el director general de tu sistema endocannabinoide.

No se implica directamente en su funcionamiento diario, pero se asegura de que las enzimas y los compuestos químicos de tu cuerpo estén donde deben estar cuando sea necesario. Pero el CBD también puede tomar el mando y en ocasiones interactúa con los receptores conectados al SEC.