¿Cómo te hace sentir el CBD?

El sistema endocannabinoide de cada persona es único y, como tal, la influencia del CBD varía ligeramente de una persona a otra. Pero si echas un vistazo rápido en internet, encontrarás cientos de documentos de investigación y aún más testimonios sobre la gran influencia del CBD.

También hay que tener en cuenta la concentración y la dosis.

Cuanto más fuerte sea un aceite de CBD, o cuanto mayor sea la dosis, más potente será su influencia, pero no necesariamente para todas las personas.

La forma más sencilla de averiguar cómo te hace sentir el CBD es probándolo tú mismo/a. Afortunadamente, este compuesto no es tóxico, no coloca y es fácil de incluir hasta en los estilos de vida más ajetreados.

¿Qué diferencia hay entre el CBD y el THC?

Es probable que hayas oído hablar del THC mucho antes que del CBD. El THC (abreviatura de tetrahidrocannabinol) no es solamente el principal motivo por el que la marihuana (otra subespecie de Cannabis sativa) es ilegal en gran parte del mundo, sino que además es conocido por producir efectos psicotrópicos (subidón).

Afortunadamente, no todos los cannabinoides son iguales, y aunque pueden existir diferencias sutiles entre sus estructuras químicas, son suficientes para modificar sus efectos de forma notable.

Las diferencias en la estructura química del CBD significan que no interactúa con el cuerpo de la misma manera que el THC. Como resultado, este cannabinoide no es tóxico, no coloca y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no tiene potencial de abuso.

CBD: lo que necesitas saber

El CBD (cannabidiol) pertenece a una familia de compuestos llamados cannabinoides. Son únicos porque existen fuera del cuerpo y, cuando se consumen, pueden influir sobre una amplia red de receptores.