Las aves recuperan su comportamiento habitual en La Palma un mes después de la erupción

Las aves de la isla de La Palma empiezan a recuperar poco a poco su comportamiento habitual tras unas primeras semanas de erupción del volcán de Cumbre Vieja en las que parecía “asustadas”, se acercaban más a las personas o ni siquiera se las oía por el “estruendo” del volcán.

Así lo expone el biólogo del Cabildo, Félix Medina, quien señala que la corporación, junto al Instituto de Productos Naturales y Agrobiología del CSIC, está realizando un inventario de toda la biodiversidad afectada por el cráter y las coladas de lava.

En una declaración difundida por el propio Cabildo, ha comentado que la erupción afecta a zonas de pinar, medianías y costa pero son parajes que “ya estaban modificados” por la acción previa del hombre con terrenos de cultivo y zonas urbanas e industriales.

Éxito en la prueba para el rescate de perros, pero sigue sin estar autorizado

Los drones específicamente reformados por la empresa Aerocámaras para intentar rescatar a los perros cercados por la lava en La Palma han realizado una primera prueba “muy exitosa”, pero siguen sin contar con la autorización para el rescate, informó hoy la plataforma animalista Leales.org.

Las autoridades responsables condicionan la autorización del rescate de los canes a una prueba en el lugar en las mismas circunstancias, e incluso con el mismo tamaño y peso de los animales a rescatar, porque siguen sin autorizar el rescate con dron de carga ni de reconocimiento, ha indicado Leales.org. Si bien la empresa Aerocámaras, especialista en drones y contratada por la Plataforma Leales.org, había propuesto una zona a unos 300 metros del objetivo, las autoridades no lo han aceptado y lo aumentaron a 500 metros.