CONSEJOS PARA MANTENER EL CONTROL

Ya estás preparado para pasar una noche en la ciudad, pero ¿cómo puedes asegurarte de que volverás a casa de una pieza? Estos consejos te ayudarán a mantener el control, y con un poco de suerte, te alejarán del desastre.

  • Conoce tus límites antes de beber o fumar. Si sabes que tomar un whisky te hará vomitar, entonces fumar un porro y tomarte un whisky hará exactamente lo mismo. En cuanto a la marihuana, se debe tomar un enfoque similar. ¿Prefieres sativa o índica? Consumir las variedades de cannabis y los tipos de alcohol que sabes que puedes controlar y disfrutar, te ayudará a mantenerte en pie.
  • No llega más lejos quien más corre. Conocer tus limites en ambos frentes será una gran ayuda. Consume lo que normalmente puedes tolerar, y réstale uno. Podría ser un porro menos o una copa menos. Partiendo de esto, podrás mantenerte por el buen camino. Sabemos que nuestro cuerpo absorbe más THC cuando bebemos alcohol, así que sin duda menos será mejor.
  • ¡Es esencial mantenerse hidratado! Ambas sustancias se ocuparán de dejarte seco. En el momento, puede que te sientas bien, pero lo que nos preocupa es la mañana siguiente. Bebe suficiente agua durante la noche, y no te olvides de darle un buen trago antes de irte a dormir. Esto ayudará a que el día siguiente sea un poco más llevadero. Sobre todo si tienes que ir a trabajar.
  • Ten un buen amigo a tu lado. Han estado ahí para las buenas y para las malas. Ahora podrán estar ahí para ayudarte cuando la cosa se empiece a poner tambaleante y borrosa. Tener un colega o un apoyo puede ser una bendición, especialmente cuando alguien pida una última ronda. ¿Recuerdas esas malas decisiones que hemos mencionado antes? Tus colegas son como los anti-malas decisiones. Bueno, normalmente…

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA DISFRUTAR DE UNA SESIÓN MÁS HIGIÉNICA?

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA DISFRUTAR DE UNA SESIÓN MÁS HIGIÉNICA?

Por desgracia, no hay mucho que se pueda hacer para minimizar la posibilidad de contraer o propagar enfermedades con los demás, excepto no compartir los porros, canutos o cualquier otro material para fumar (como bongs o pipas).

El único consejo que podemos darte es el siguiente: elige sabiamente cuándo y con quién vas a compartir tu marihuana. Si notas que uno de tus amigos se sorbe un poco la nariz o tiene un herpes labial, recuerda que estas bacterias van a acabar inevitablemente en el canuto.

Y lo mismo se puede decir en tu caso. Si ves que te empiezas a encontrar mal, asegúrate de informar a tus amigos y sáltate la siguiente quedada. En su lugar, líate un porro o fuma con un bong o pipa. Pero asegúrate de limpiarlos bien con una toallita antibacteriana cuando termines.

A menudo subestimamos la resistencia de los gérmenes y las bacterias. Aunque nuestro cuerpo está diseñado para combatir de forma natural los patógenos que suponen una amenaza para nosotros, hasta el sistema inmune más fuerte puede verse afectado tras compartir un porro con más de 1 o 2 personas.

Recuerda: esto no significa que tengas que sentir paranoia. A menos que la gente con la que fumes tenga alguna enfermedad vírica, lo más probable es que no te pase nada. Pero ten en cuenta que cuanta más gente haya compartiendo canutos, mayor será la posibilidad de que estés fumando con alguien que está enfermo.

¿SE PUEDEN «QUEMAR» LAS BACTERIAS DE LOS PORROS CON UN MECHERO?

Hay un viejo mito de fumetas que dice que si sujetas el extremo del canuto sobre una llama durante unos segundos, puedes quemar algunos de los gérmenes que se pasan en el círculo. Desafortunadamente, no existen pruebas que demuestren que el calor de un mechero es suficiente para matar bacterias.

Para acabar completamente con los gérmenes, tendrías que quemarlos con el encendedor y después dejar que el porro se seque del todo (lo que podría tardar meses). Esto es debido a que la humedad y temperatura de la mayoría de entornos normales son suficientes para mantener con vida las bacterias. La única otra opción que podría ayudarte a matar las bacterias de un canuto es la luz UV directa.